☕Camellia Sinensis: El té

Quizás pueda sorprender un apartado dedicado al té. Camellia sinensis. Una planta mágica. Se encuentra en diversas partes del planeta para ofrecer un sinfín de variedades y sutilezas para la elaboración de la maravillosa infusión.

¿Cómo llegué a esta bebida, una cafetera empedernida como era? Mi récord ha sido de 14 cafés al día! No podía vivir sin él. La historia como siempre es larga, pero lo cierto es que en un momento de mi vida tuve necesidad de tomar algo “verde”. Sí, quizás hace reír pero fue así. Primero llegué al té verde y de ahí viajé a la máxima concentración con el té matcha. Así poco a poco he ido descubriendo diversos tés del mundo, negros, blancos, “azules” incorporados en mi día día, con matices muy difíciles de explicar. Aporta serenidad a media mañana cuando el trabajo se complica, regala exquisitez en la tarde de invierno con un buen libro entre manos y una humilde flor a la vista.

Lo más importante para un buen té, sin ninguna duda, es su preparación. En poquísimos sitios se prepara mínimamente bien o se encuentra un té de excelencia. O el agua quema y ha matado el aroma de las hojas, o te llega a la mesa con tanto tiempo infusionado que se puede tirar directamente por amargo. Más bien es un disgusto pedir un té en muchos locales. No es extraño que a muchísima gente no le guste. Con toda probabilidad si han tenido la idea de tomarlo, habrán bebido un brebaje amargo y seguro que pensaron: “Qué raros los ingleses, los chinos o japoneses que les guste esto”.

Aunque en las tiendas ha mejorado la calidad de los productos ofrecidos, y empieza ya a haber una cierta especialización en el mercado, aún podríamos decir que es un producto de lujo, cuando estamos pidiendo calidad.

En esta sección comentaré los que más me gustan y cómo me han enseñado a prepararlo en la mágica tienda y tetería de Barcelona Tetere, Jing Jing  y Ambròs. https://tetere.com/

Descubrí esa maravillosa tetería de la mano de un excelente pianista de jazz, Albert Bover. Si no le habéis escuchado os digo que lo dejéis todo, incluso esta página y os apresuréis a escuchar música suya. http://www.albertbover.com/

Si la sensibilidad por la música, la poesía y las flores se puede traducir en alguna bebida, sin pensarlo demasiado, para mí es el té y el ritual sereno que lo rodea.

Sería un sueño poder viajar a Japón y tomarlo allí en alguna tetería tradicional…

Os dejo con un artículo imprecindible de Marijó Jordan para preparar un buen té!

https://www.lavanguardia.com/comer/materia-prima/20190328/461291896012/te-errores-preparar-bebida-infusion.html